Body positive

miércoles, 31 de enero de 2018


En la entrada anterior os decía que no me quiero más a mi misma por coser mi ropa. Me quiero igual.

Desde niña nos decían a mí y a mi hermana que teníamos una belleza especial por ser mestizas. Yo no creía que tenía belleza ninguna, todo lo contrario, me sentía fea. Nunca sería una chica atractiva ni de cuerpo escultural.

Mi espejo era mi hermana, veía en ella lo que yo debería ser. Tardé hasta los quince años o así para entender que éramos distintas, ni más ni menos. Fue muy liberador. En la edad de los veinte años algunas primas japonesas se hicieron cirugía estética para tener la doblez del ojo occidental, mi hermana aumentó la talla del suje , una amiga se arregló la nariz y yo? No podría cambiar lo que había nacido conmigo, no sería más sexi por tener más pecho, yo no sería yo.

Recuerdo mis angustias por mi pelo, desarreglado, voluminoso, grueso, corto, largo,... puf, nunca encontraba la manera de dejarlo bien. Llevaba toda la vida peleándome con él hasta año pasado cuando me compré una plancha de pelo , iujaaa!!! Un aparato que hace veinte años atrás no existía, me hubiera ahorrado mucho tiempo con el secador. Pero me veo en el espejo con el pelo tan perfectamente liso y no lo veo mío. No sé hasta cuando lo aguantaré así. Por muchas vueltas que damos en la vida al final volvemos al mismo punto.

He nadado desde los cinco años o así , por temporadas a diario y por la maternidad lo he dejado. Hace dos años cuando mi hijo empezó el cole, volví a la piscina.
Sigo sin verme como una mujer guapa, ni sexi, ni atractiva, pero me veo fuerte y resistente. Durante el día me controlo para mantener la postura y cuando me miro al espejo veo lo que me gusta.
Seas gorda, delgada, alta, baja, de cualquier raza, de cualquier género, aceptarse es el primer paso para sentirte únic@ y feliz.



El patrón del bañador lo he modificado en las perneras para dejarlo más cubierto 🙈 . La goma de caucho he cosido con la overlock y luego recubrí con dos agujas. En las perneras solo hice un dobladillo, no vi necesario poner goma.


(hay hilos sueltos por ahí!)




Hacerse la foto sonriendo y haciendo fuerza fue tarea difícil 👇👇👇😅.


Descarga gratuita del bañador aquí. Tela de bañador de Retales Lidia. Forro de bañador de Ribes y Casals. Goma de caucho negra de Seoane Textil

5 comentarios

  1. Yo te veo estupendísima, atractiva, interesante... y aceptada por ti misma que es lo mejor. El bañador me encanta y tus textos también. Muchos besos

    ResponderEliminar
  2. Ya se te echaba de menos jeje nuevo formato de la web!me gusta! Lo importante es estar y sentirse fuerte como tu dices, cada uno es como es. El bañador mola, sencillo y útil!

    ResponderEliminar
  3. Pues a mi me pareces muy atractiva, francamente, y ese tipín... No sabía que tenías sangre japonesa, mira tú.
    Me quito el sombrero con el bañador, y me encanta tu nueva forma de publicar. Gracias por compartir tanto!!
    Bicos guapa!

    ResponderEliminar
  4. Viva el reconocernos como somos y no menospreciarnos. Salvo los 5 quilos que me sobran (en ralidad son 10, pero veo imposible bajarlos todos) y estoy en proceso, me veo perfecta como estoy... ese bañador lo voy a mirar, te ha quedado fantástico

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué importante es aceptarnos como somos!

    De todos modos, siento estar en desacuerdo contigo pero yo te encuentro estupenda. A veces la belleza está en los ojos que nos miran. Que no sean los nuestros los que peor justicia nos hagan. ;)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita!