Costura plana en la remalladora

sábado, julio 02, 2016


Hoy os hablo de esta famosa costura que nos gusta a todas y que vemos en las ropas compradas. Muchas tenemos una remalladora en casa pero no una recubridora que hace las puntadas decorativas de la ropa de punto. 
Cuando compré mi overlock Brother 1034D os enseñe aquí las puntadas que podía hacer, una de ellas  muy apetecible es la costura plana imitando la recubridora. Por el revés se ve la cadeneta de la remalladora y por el otro unas puntadas en vertical.
Os pongo unas fotos abajo de como va doblada la tela , como un dobladillo normal que luego lo coses en la remalladora. Buscad en youtube o en google que os saldrá muchos tutoriales de como hacer.



La cuestión es ajustar las tensiones para que al abrir el dobladillo después de coser se consiga que la puntada se abra. 


Se recomienda usar una aguja, derecha o izquierda, con la tensión floja, áncora superior normal y áncora inferior tensada. Y lo más importante es no usar la cuchilla, porque no queremos que corte el dobladillo.



Mis mejores resultados en tela de jersey con elastano fue usando la aguja izquierda con tensión 1, sin aguja derecha, áncora superior 4 y áncora inferior 7, por supuesto sin cuchilla, como en las dos fotos de abajo.



Aún antes de comprar la recubridora, había probado coser dos veces así  en estes bodies y en esta raglán. He dejado de hacer esta puntada por los problemas que surgen, principalmente porque me descosían.
Por eso, para que salga bien hay que hacer testes en la tela y trabajar bien las tensiones. Os dejo tres puntos para que tengáis en cuenta al coser:

1-  Al tener la tensión de la aguja floja, se consigue estirar la tela y se nota que la puntada se mueve PERO se DESCOSE fácilmente si no se atan bien los hilos de los extremos o si se rompe la puntada con el uso. La cadeneta se deshace como un jersey tejido. En los bodies y en la raglán que os comente arriba, me pasó eso con el uso y para arreglar no había manera....



2- Ajustar bien las tensiones para conseguir abrir el dobladillo y que se quede plano por que si no de las dos una: no se abre bien y de manera uniforme, en el revés quedará un bulto en el margen de costura y el dobladillo quedará a vista por el derecho.


3- Por último, hay que dejar suficiente cadeneta libre en los extremos porque al coser la tela se queda más fruncida, luego cuando la estiras si no hay hilo suficiente, pasa lo del punto 1 y habrá que coser todo otra vez.


Por eso no suelo recomendar este tipo de remates. Claro que con una puntada decorativa o zigzag de la máquina normal el efecto no será igual, pero el dobladillo va a durar mucho más.

Te puede interesar

6 comentários

  1. Me encantan estas entradas técnicas tuyas tan completas. ¡Aprendo más que si lo hiciera yo misma! :D Igual algún día lo pruebo, pero entre la poca resistencia que dices y la que hay que liar cambiando hilos y tensiones... una prueba de esta se me come tres ratos de costura, jajajaja

    ResponderEliminar
  2. Te estoy leyendo y pensando que es lamentable lo poco que he trapicheado yo con mi remalladora. Ni me había planteado usarla para puntadas decorativas, en vez de para limitarme a unir piezas (creo que nunca he retirado la cuchilla. Te doy permiso para escandalizarte XD). Me apunto tus sabios consejos, a ver si me animo a jugar un pizco con ella y con sus tensiones. Un besazo.

    ResponderEliminar
  3. Prueba el dobladillo enrollado para rematar bajos y mangas, ese mecencanta!

    ResponderEliminar
  4. Yo la he probado un par de veces pero.siempre se me queda un gurruño q no se puede aplanar...será cosa de las tensiones...a ver si con tus explicaciones me apaño mejor pq por ahora la remalladora como q no ( jajaja nunca digas nunca jamás)

    ResponderEliminar
  5. Mil gracias, que ando yo con esta costura y me encanta... De momento han aguantado, imagino que más por pocos lavados y uso que por bien hechas 😅. Con tu ayuda espero perfeccionarlas, que me cuesta estirarlas...

    ResponderEliminar