Rodilleras

jueves, marzo 29, 2012

 No me gustan nada las rodilleras, pero no puedo evitarlas usar. Mi hijo que siempre fue bastante tranquilo y cuidadoso dio por jugar al karate y a los combates. Se tira al suelo y lucha, valiente y poderoso pequeño hombrecito de piernas flaquitas!


 Hasta podria dejar como estaba, no es que estaba demasiado roto la rodilla....


 No sabia que seria capaz de coser todo en la maquina. No consegui controlar bien el zig zag para que me saliera en el borde de la rodillera. ¿ No creo que a nadie le importe, no?

Te puede interesar

3 comentários

Instagram